Saltar al contenido
🌛🌝🌜Magic Moon Escuela Online

3 Posturas básicas del Yoga

posturas basicas yoga

El yoga jamás pasará de moda. Gracias a esta disciplina, miles de personas en todo el mundo lograron despedirse del estrés para siempre. Todas las posturas -o asanas- están diseñadas para poner el cuerpo bajo el dominio de la mente. Algunas también buscan específicamente su­ministrar serenidad a quien los practica, entendiéndola, como una forma de la belleza.

Sus efectos se extienden mucho más allá de los beneficios individuales, porque cuando una per­sona logra armonizarse en cuerpo y alma, proyecta sobre el exterior una energía tan positiva, que puede modificar las circunstancias que lo rodean.

El estrés, ese mal moderno que a todos nos afecta, puede ser neutralizado a través de esta práctica milenaria. Inténtalo en tu casa.

La cobra

posturas basicas yoga

Esta posición está pensada para estirar y fortalecer la espi­na dorsal. Además, fortalece el sistema nervioso y cura el insomnio.

Cómo se realiza: Permanece acostado boca abajo, con las palmas de las manos sobre el suelo y a la altura de los hombros. Inspira mientras levantas el tronco, apoyándote en las manos y arqueando la espalda. Dobla la cabeza hacia atrás y estira los brazos todo lo que puedas.

Mantén la respiración mientras dura la postura y exhala lentamente cuando vuelva sa la posición inicial.

La vela

posturas basicas yoga vela

Proporciona calma y energía. Aumenta la vitalidad intelectual. Este asana sirve también para regular el funcionamiento de las glándulas sexuales y la tiroides. Cómo se realiza: Acuéstate boca arriba, con los brazos a lo largo del cuerpo. Dobla las rodillas hasta que los pies queden paralelos al suelo.

Eleva el cuerpo y piernas hasta quedar en posición invertida, ayudándote con las manos sujetando las costillas. Permanece en esta posición con los ojos cerrados y respirando por la nariz profundamente. Vuelve lentamente a la posición inicial y relájate.

La pinza

posturas basicas yoga pinza

Muy conveniente para casos de ansiedad, esta postura brinda además seguridad en uno mismo y ayuda a curar la autoestima.

Cómo se realiza: Siéntate en el suelo, con las piernas estiradas, los pies juntos y el torso erguido. Inspira y al tiempo que se exhala el aire, inclina el tronco hacia adelante hasta tocar la punta de los pies con ambas manos. Permanece unos momentos en esta posición.