Saltar al contenido
🌛🌝🌜Magic Moon Escuela Online

Ritual para abrir los caminos del amor

ritual hechizo conjuro abrir caminos del amor

Muchas veces podemos sentir una especie de energía densa o negativa, que nos impide encontrarnos con el ser amado. Esta influencia extraña nos abate sin que podamos hacer nada para enfrentarla. No siempre se trata (como algunos suelen creer ) de que sobre nosotros pesa un trabajo de magia negra o algún otro tipo de hechizo.

Simplemente es una acumulación energética que se ha instalado a nuestro alrededor por algún motivo oculto y nos afecta en el plano afectivo, que es por donde nuestra sensibilidad está al descubierto.

Para liberarnos de ella, debemos realizar una apertura de caminos trabajando con la fuerza del planeta Venus, para que retire los obstáculos y nos impregne de una nueva fuerza amorosa.

Este ritual debe realizarse un día viernes, a las 22 horas, pero nunca si esa noche la luna se encuentra llena. Es ideal comenzar un día de cuarto creciente, ya que esta luna hace fertilizar y expandir todo lo que se pide.

Debe prepararse una mesita cubierta por un paño color rosado.

Procedimiento

1. Mezcle en un bol aceite de mirra, incienso y sándalo. Póngase un poco detrás de las orejas, en la nuca, en las palmas de las manos y en los tobillos. Hecho esto, unte con la misma mezcla, tres velas de color verde.

2. Prenda las velas en la mesita. Si es posible, sobre un candelabro de tres brazos.

3. Imagine que desde la vela surge una luz verde que lo rodea a usted mismo y a toda la habitación.

4. Inspire el color verde. Visualice la luz entrando en su nariz y recorriendo todo su cuerpo, desde la cabeza hasta los pies.

5. Cuando se encuentre completamente relajado, pronuncie la siguiente oración:

 Oh, Venus, tu consuelo busco. Sé que envías hacia mí a la persona que me acompañará en mi viaje pero mis ojos están ciegos para verla. En nuestro camino se levanta el polvo de la indiferencia y vuelve a cerrarse el corazón. Oh, Venus, enséñame a encender la luz del sendero oculto. A encontrar la llave que abra la puerta de la emoción compartida. Oh, Venus, ilumíname con tu amor y tu luz.

6. Repita esta plegaria seis veces y luego dé las gracias, permanezca visualizando la luz verde cada vez con más intensidad.