Saltar al contenido
🌛🌝🌜Magic Moon Escuela Online

¿Qué son los lugares energéticos del planeta?

lugares misteriosos energeticos planeta

Hay sitios del planeta más energéticos que otros, tanto que las construcciones prehistóricas funcionarían como una suerte de acupuntura de la Tierra.

China fue el asiento de una civilización proveedora de conocimientos y tecnologías de utilidad para toda la humanidad, aunque la mayoría de esos conocimientos hayan desaparecido para el mundo occidental. Uno de ellos es el Feng-Shui, cuyo significado es Viento-Agua y que constituye la ciencia que estudia las fuerzas telúricas o energías de la Tierra.

Es indudable que de los lugares emanan vibraciones y, aunque los físicos de Occidente no lo han reconocido aún, existe para los chinos desde hace muchos siglos un instrumento para medirlas: se trata de una especie de brújula que sirve para detectar la intensidad de la fuerza telúrica en todas las direcciones posibles y aún es utilizado para el trazado de caminos, el asentamiento de pueblos, la construcción de casas y el diseño de jardines.

El feng-shui de la tierra

Ocurre que para los chinos la Tierra tiene alma o fuerza vital etérea, de modo que así como la acupuntura mejora al ser humano en cuerpo y mente, el Feng-Shui regulariza la relación entre el alma del hombre y de la Tierra.

De este modo, los antiguos menhires serían algo así como una acupuntura de la Tierra y los hombres de la prehistoria habrían tenido una gran intuición para entender la existencia de las energías telúricas.

Siguiendo esta premisa, los sitios donde se ubicaban los reductos sagrados no serían casuales ni caprichosos. Las ermitas, por ejemplo, se ubican lejos del pueblo, obligando a la población a desplazarse hasta ellas.

Las danzas llevadas a cabo en estos sitios especiales guardan una relación con la idea de que el pie, al golpear el suelo, toma su energía y le imprime al cuerpo un ritmo que -según la concepción de los antiguos- era armónico con la energía telúrica que se deseaba absorber.

Las nociones de los antiguos acerca de la fuerza telúrica explicarían la ancestral costumbre de visitar sitios sagrados que no adquieren esta condición por el hecho de que allí se haya construido un templo o una iglesia, por ejemplo, sino que, por el contrario, son puntos energéticos en sí mismos que, por dicha razón, fueron escogidos para emplazar allí tales edificios.

De no ser así, como explicar que muchos de ellos se encuentren tan lejos e inaccesibles.

Los templos y la fuerza telúrica

Los templos se construyen sobre templos anteriores y estos, a su vez, sobre megalitos prehistóricos. Muchos estudiosos de este tema aseguran que se puede sentir la fuerza telúrica, con impresionante intensidad, en las catedrales más importantes del mundo.

Para Occidente, sin embargo, y por algún tiempo más seguramente, continuará tratándose de hipótesis de validez relativa, hasta tanto se invente un instrumento que permita efectuar mediciones precisas del fenómeno. Para la sabiduría china, y desde hace ya muchos siglos, la realidad de la energía telúrica es una evidencia defendida tanto por la sensibilidad como por la ciencia.