Saltar al contenido
🌛🌝🌜Magic Moon Escuela Online

Mejora tu memoria y aumenta tu inteligencia con Raja Yoga (Ejercicios)

mejorar memoria

A todos nos ha pasado: olvidar una cita, perder un paraguas, o no poder recordar “ese teléfono tan importante”. El vértigo de la vida moderna no nos predispone a una actitud atenta y consciente. Las enseñanzas del Raja Yoga pueden ayudarnos a resolver estos inconvenientes cotidianos.

Disciplina mental

El Raja Yoga es la rama del Yoga dedicada al cultivo y desarrollo de la mente individual. Surgido en la India hace milenios, la enseñanza del Raja Yoga está orientada al dominio de los procesos mentales tanto conscientes como inconscientes.

Esta elevada práctica ha sido objeto de investigación y estudio en la mayoría de las escuelas psicológicas occidentales. De esta manera, las técnicas del yoga mental han llegado a ser difundidas por el mundo entero, demostrando en toda ocasión su eficacia para el desarrollo de las facultades intelectuales.

La atención

Se dice generalmente las personas de edad avanzada van “perdiendo la memoria” Sin embargo, se ha comprobado a través de estudios exhaustivos que estas personas pueden recordar con precisión sucesos y experiencias de su infancia y juventud.

Este descubrimiento nos permite decir que, en realidad, es el deterioro de otra capacidad de la mente lo que se observa en la vejez. Nos estamos refiriendo a la capacidad de atención.

Para los maestros del Raja Yoga, el cultivo de la mente debe comenzar con el desarrollo de la atención. Sin un correcto trabajo en este punto inicial, es imposible avanzar hacia estados mentales más elevados. La palabra atención deriva del latín ad tendere, que significa «extender hacia», lo cual realmente denota lo que la atención es.

El Yo quiere enfocar la mente en algún objeto particular y la mente obedece y , se “extiende hacia” tal objeto, concentrando en él toda su energía, observando cada detalle, disecando y analizando consciente y subconscientemente, extrayendo todos los datos posibles acerca del objeto, tanto internos como externos.

El desarrollo de la atención

Se ha definido la atención diciendo que es la concentración o “detención” de la conciencia. Podemos compararla con la acción de la lupa que concentra los rayos solares en un objeto: el calor se acumula en un punto dado, hasta quemar un pedazo de madera o evaporar el agua.

Si los rayos no estuvieran enfocados, su calor se diseminaría por la superficie del objeto sin la suficiente intensidad para determinar el efecto deseado. Lo mismo sucede con la mente. Si se disemina por todos los puntos de un asunto, será deficiente el resultado.

Pero si pasa por la lupa de la atención y se enfoca primero en una parte  y luego en otra y así sucesivamente, el asunto quedará dominado en todos sus pormenores y se obtendrá un resultado maravilloso para quienes desconocen el secreto.

Basándonos en este principio general, podremos pasar a la práctica de los ejercicios que presentaremos a continuación.

Ejercicios de raja yoga especiales para mejorar la atención

Ejercicio 1:

a) Comience tomando algún objeto que le sea familiar y colóquelo delante de usted. Se trata de obtener tantas impresiones de él como sea posible; estudie su forma, tamaño, color y todas las particularidades que se presenten a su atención.

b) Ahora debe analizar el objeto, es decir, estudiar sus partes. Cuanto más simple sea la parte considerada, tanto más clara será la impresión recibida y más vívidamente se recordará. Examine todas las partes hasta abarcar todo el objeto.

c) Tome papel y lápiz, y detalle -tan aproximadamente como sea posible- todo lo que haya descubierto en el objeto examinado. Compare la descripción con el objeto; verá que al principio ha dejado de anotar una serie de detalles.

d) Al día siguiente, tome el mismo objeto y después de examinarlo de nuevo, escriba los detalles observados. Descubrirá que ha acumulado un mayor número de impresiones acerca de él y que -inclusive- ha encontrado nuevos detalles.

e) Para continuar con la práctica, elija un nuevo objeto. Es importante no llegar a la fatiga con este ejercicio, porque la atención cansada carece de fuerza. Es mejor proceder por grados aumentando progresivamente la tarea.

Nota: Conviene practicar este ejercicio con algún familiar o amigo, de manera que cada uno examine separadamente el objeto para comparar luego los resultados.

Ejercicio 2:

Este ejercicio es una variante del primero, pero orientado específicamente al campo de las ideas. Se trata de enfocar la atención sobre un asunto o tema de interés, que pueda ofrecer campo a la exploración mental.

Piense acerca del tema en todas sus dimensiones y ramificaciones, desde sus ideas principales hasta las ideas secundarias. Tome lápiz y papel y haga un esquema del desarrollo de estas ideas. Compárelo con el asunto de su interés.

Repita el ejercicio tres días después: observará que su atención ha captado una mayor cantidad de conceptos.

Raja Yoga y mejorar la memoria

Las enseñanzas del Raja Yoga (rama del Yoga dedicada al cultivo y desarrollo de la mente individual) pueden ayudarnos a resolver muchos inconvenientes cotidianos, como ser la falta de atención y la mala memoria. Como hemos visto anteriormente, existe una estrecha relación entre la memoria y la atención.

La memoria depende en gran parte de la claridad y vigor de las impresiones recibidas, y éstas, a su vez, dependen de la suma de atención puesta en el objeto o asunto observado.

Las experiencias más permanentemente impresas en la conciencia son aquellas sobre las cuales se ha fijado la mayor suma de atención. La fuerza con que alguna cosa afecta la mente es proporcional al grado de atención que se le ha prestado. Por sobre todas las cosas, el gran arte de la memoria reside en la atención: podemos observar en los hechos que las personas que no prestan atención tienen, por consiguiente, mala memoria.

La capacidad de retención de nuestra memoria está vinculada a las técnicas de asociación. Una buena memoria comienza con una buena atención y se mantiene en virtud de asociar los elementos percibidos refiriéndose a otros elementos, es decir, estableciendo relaciones asociativas.

Por ejemplo, si deseamos memorizar una lista de compras de alimentos, debemos asociarlos con las comidas que prepararemos con ellos.

Ejercicios para mejorar la memorización

a) Entre en su dormitorio, eche una rápida mirada por el interior y salga enseguida.

b) Anote y describa las cosas observadas.

c) Vuelva a entrar y compare sus notas con lo que hay en la habitación.

Este ejercicio puede repetirse con otros lugares de la casa o fuera de ella.

Continúe la práctica en sus paseos. Vaya por una calle comercial y, al pasar por una vidriera, observe atenta y rápidamente los objetos allí expuestos.

Aléjese de la vidriera e intente recordar lo visto, estableciendo relaciones asociativas entre los elementos observados. Por ejemplo, si eligió la vidriera de un negocio de ropa, asocie los elementos observados en varias series de vestimentas completas (ej.: la blusa azul con la falta blanca; el saco negro y las medias caladas). Asocie cada conjunto con una situación en la cual lo usaría: una reunión de trabajo o una reunión social, etcétera.

Vuélvase hacia la vidriera y compare lo resultados. Observará que aquellos objetos que no pudo asociar son los que ha olvidado.

Repita el ejercicio cada que salga de paseo.

Recuerde que el desarrollo de la atención y la memoria depende de un trabajo constante y progresivo.

Sería erróneo pretender dominar estas facultades de un día para otro. Se requiere de paciencia y una buena disposición para lograr los mejores resultados. El cultivo de la atención y la memoria nos prepara para el desarrollo de todos nuestros poderes mentales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *