Saltar al contenido
🌛🌝🌜Magic Moon Escuela Online

¿Viajarás pronto? Atento a lo que tus sueños te digan

sueños viajar

Si bien durante un tiempo los escépticos se reían de los sueños, una bien entendida racionalidad acabó con esa suerte de superstición al revés. Muchos experimentos confirman que los sueños pueden ser descifrados.

Pero hay una extraña recurrencia entre algunos símbolos oníricos y la realidad posterior. Más del 76% de las personas que sueñan, por ejemplo, con el mar, enferman o sufren accidentes en los días posteriores.

Pero un porcentaje aún mayor, que tiene problemas de diversas clases, se ven libres de ellos después de soñar que se bañan en aguas cristalinas y corrientes.

Soñar que se pierde una pieza dental puede significar, según algunos interpretadores de sueños, hasta peligro de morir, cercano e inminente.

Los sueños previos a un viaje

Si antes de un viaje soñamos cosas semejantes, bueno sería interpretarlo como una advertencia y posponer la aventura. En cambio, si soñamos que se nos libera de una prisión, una caverna o un bosque muy frondoso, si soñamos que avanzamos hacia una luz, el sueño es auspicioso por lo general y en este caso querrá decir que la idea de movernos es positiva y benéfica.

Es necesario aprender a acercamos al sueño que se ha soñado. Como hemos dicho, el sueño posee un lenguaje extremadamente complejo, formado no por conceptos sino por símbolos que hablan en forma directa a nuestro inconsciente.

En general, siguiendo con los ejemplos más comunes, si se sueña con animales ligeros en movimiento, como conejos, liebres, caballos o gacelas, el viaje será bueno y sin sorpresas desagradables.

Lo mismo si soñamos con peces de río. Pero si lo hacemos con una pantera u otro predador, probablemente nos estamos advirtiendo a nosotros mismos (o, como creían los antiguos, los dioses nos advierten) que vamos a enfrentar serios peligros o enemigos que no darán cuartel. Sin embargo, en el contexto del sueño está la clave.

El predador puede significar que, superados los riesgos del viaje, cobraremos nuestra presa, es decir: tendremos éxito en nuestros propósitos.

No se necesitan grandes conocimientos para aprender a mirar en nuestros sueños. Lo que se requiere es una buena memoria y falta de prejuicios a la hora de revivirlos a lo largo del día.

Soñar que llegamos a una casa muy grande, suele significar, en este contexto, que deberemos ser cuidadosos. Si la casa es pequeña, los resultados puede que no valgan la pena. Y si la casa es como la que siempre hemos deseado y del tamaño justo, hay muchas posibilidades de no regresar jamás al punto de partida.

Soñar con pájaros ha sido generalmente interpretado como el anuncio de envidias y rumores maliciosos que deberemos enfrentar. Mientras más colorido y vistoso el plumaje, más viperinas las lenguas que hablarán de nosotros.

Soñar con la infancia es buena señal, pero si se sueña con niños que cantan habrá que estar alertas a lo imponderable que pueda suceder una vez terminado el viaje: puede haber problemas con alguien muy hipócrita o tal vez no seamos nosotros capaces de oír un buen consejo sólo porque no nos gusta la persona que nos lo da.

Si soñamos que nos encierran en un hospital o una prisión, quiere decir que deberemos trabajar mucho y muy arduamente para lograr nuestros objetivos. Si en el curso del sueño morimos, eso quiere decir que habrá que estar dispuestos a cambiar radicalmente nuestro modo de vida y probablemente hasta nuestros objetivos. Hacer tabla rasa es el consejo o el mensaje.

Soñar con la luna quiere decir que habrá éxito al principio, pero engaños al final. El riesgo es engañamos a nosotros mismos.

¿Determinados colores se repiten, o destacan en tus sueños? ¿Aparecen en ropa, objetos o en situaciones de tu vida diaria? Descubre el significado oculto de los colores, aquí.